La boca del infierno-Volcán Masaya

Desde la carretera se alcanza a ver la inmensa bocanada de humo que sale del Nindirí, diciendo acá estoy y sigo vivo. Luego la ansiedad se va apoderando por llegar al a cima, cada metro que se avanza en la pendiente, es testimonio de la fuerza del Masaya, un mar de rocas negras fundidas algunas gigantescas a lado y lado del camino, y algo de vegetación que comienza a resurgir literalmente de las cenizas es la bienvenida al Masaya.

Aunque todo mundo lo conoce como el volcán Masaya, en realidad es el volcán Nindirí el único activo en este parque;  Nindirí es nombre de una población cercana a Masaya, el volcán Masaya se apagó hace varios años.

Los científicos aún no han descubierto, como unos periquitos o loritos pequeños llamados Chocoyos, pueden vivir en las paredes de este cráter sin problemas con el dióxido de azufre; ellos salen en la mañana a buscar comida y vuelven al atardecer.

La Boca del Infierno. Volcán Masaya, Nicaragua.

La Boca del Infierno. Volcán Masaya, Nicaragua.

Un poco de Historia…

Los conquistadores españoles pensaban que en el fondo del cráter habitaba el diablo, y por esto decían que era la “boca del infierno”. Los Chorotegas la llamaban Popogatepe que significa “montaña que arde” por el fogón de lava que se ve al fondo.

Los indígenas consultaban a los dioses del volcán, pero los españoles pensaron que hablaban con el mismísimo diablo y por eso el fraile Francisco de Bobadilla colocó una cruz a la orilla del cráter a manera de exorcismo.
Nos contaba el guía que en la época de la colonia, un fraile pensaba que la lava era oro derretido, y la ambición de este, Fray Blas del Castillo, hizo que bajara al fondo del cráter ayudado de poleas.

Cráter volcán Masaya, Nicaragua

Cráter Santiago, volcán Nindirí, parque nacional volcán Masaya, Nicaragua.

Volcán Nindirí, único activo dentro del parque Nacional Volcán Masaya, Nicaragua.

Volcán Nindirí, único activo dentro del parque nacional volcán Masaya, Nicaragua.

¿Como Llegar?

Desde Granada, Nicaragua son 14km, y desde Managua son 20km. Nosotros salimos desde Granada con una agencia de viajes Leo Tours en una mini-van, el tour costó US$25,00 incluyendo el pago de la entrada al parque, nos dieron cascos, mascaras de gas y linternas para el tour nocturno; que se trata de un recorrido por cuevas de antiguos ríos de lava. Salimos a las 4: 00 pm y en 15 min estábamos en la entrada del volcán.   A las 8:00 pm ya hay que salir del parque.

Datos de interés

También se puede ingresar al Parque en auto particular pagando la entrada, para el tour nocturno es de US$10,00 por persona y un mínimo de 6 personas;  se debe reservar con un día de anticipación y te asignan un guía, cascos, mascaras y linternas.
Abren de 9:00 am – 4:45pm.

¿Que hacer?
  • Ver el cráter Santiago del Volcán Masaya desde el mirador.
  • Subir las escaleras a la cruz y ver los restos de lava que bajaron por la ladera.
  • Hacer la caminata hasta un mirador natural en medio de viejos cráteres, y admirar el volcán a lo lejos, sentarse y disfrutar del atardecer, ver la laguna Masaya y el valle de los chorotegas.
  • Recorrer las cuevas subterráneas de antiguos ríos de lava;  esto si se contrato con la agencia de turismo o al ingresar al parque.
  • Subir nuevamente al cráter para ver si los gases permiten ver la incandescencia de lava al fondo; nosotros no vimos nada por el humo y el olor a azufre es fuerte a la garganta por momentos.

Caminata al mirador de la laguna y el valle.
mirador_natural_masaya_nicaragua

Al esfuerzo de la subida se le suma el camino de piedrita suelta, restos de erupciones pasadas, esto dificulta el agarre del calzado haciendo que cada paso sea un esfuerzo extra.

Laguna Masaya y volcán Mombacho al fondo.  Parque nacional volcán Masaya, Nicaragua

La recompensa no puede ser otra que sentarse a admirar el paisaje y ver como va cambiando con el atardecer. Laguna Masaya y volcán Mombacho al fondo. Parque nacional volcán Masaya, Nicaragua

Valle de los Chorotegas, Volcán Masaya, Nicaragua.

Valle de los Chorotegas, Volcán Masaya, Nicaragua.

Recorrido por las cuevas de antiguos ríos de lava

Advertencia: No apto para temerosos de los murciélagos, ni para los que sufren de claustrofobia o gente nerviosa. Hubo gente que se devolvió en los primeros metros pegando gritos.

Camino a cuevas de antiguos ríos de lava

Mientras cae la tarde y nos preparamos para darle la bienvenida al crepúsculo, comenzamos a descender por un camino de piedritas sueltas armados de cascos y linternas y con las indicaciones del guía ya asimiladas; listos para la aventura y la observación de la salida de miles de murciélagos. Camino a cuevas de antiguos ríos de lava.

cueva-de-murcielagos-cuevas-rios-de-lava-volcan-masaya

Murciélagos caídos mientras van saliendo de alguna de las cuevas del Parque Nacional Masaya. Justo en el comienzo del crepúsculo, estábamos en cuclillas a la entrada de la primera cueva, mientras otros menos arriesgados esperaban en las escalas de la entrada para ver la salida de miles de murciélagos en busca de su alimento, pequeños insectos de la noche.

Entrada a la cueva de antiguos ríos de lava.

Entrada a la cueva de antiguos ríos de lava.

cuevas_rios_de_lava_volcan_masaya_entrada

Obscuridad absoluta.

Si se apagan las linternas, se esta en 100% oscuridad y un silencio que ensordece.

Fin del recorrido de la cueva.

Fin del recorrido de la cueva a 200 mts, una montaña de roca fundida que se enfrió tapona el recorrido.

Hay mas de 15 cuevas descubiertas en el parque nacional volcán Masaya, solo una esta acondicionada al turismo; la profundidad de esta se calcula que es mas de 600 mts, pero se acondicionaron 200 mts aproximadamente, esto debido a un gran tapón de roca fundida que dificultó seguir avanzando.
Después salimos y subimos nuevamente al cráter, para ver si se veía el reflejo rojo de la lava entre el humo, fue inútil, demasiado dióxido de azufre impidió ver el fondo del cráter santiago. Así nos despedimos del parque nacional volcán Masaya, y regresamos a Granada.

Si quieres compartir algo…

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *